Buscar
  • Miel Nativa Kaban

Miel melipona, usos y propiedades

Sabías que…


Existen alrededor de 20,000 especies de abejas en el mundo, la mayoría son solitarias y otras se organizan para vivir en colonias. Dentro de la gran diversidad de abejas, las meliponas, conocidas también como abejas sin aguijón, se diferencian de todas las demás porque no pican. En la Península de Yucatán podemos encontrar 17 de las de 46 especies de abejas sin aguijón registradas en México. Algunas de ellas producen miel de alta calidad que ha sido utilizada desde tiempos ancestrales como complemento de la dieta y con fines medicinales.

De las especies de meliponas que se han encontrado en la Península de Yucatán, la Melipona Beecheii (“abeja real”, “Xunan kaab”) es la más apreciada por sus propiedades medicinales y produce tan solo 1.5 litros de miel al año. Su miel ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, enfermedades de vías respiratorias, cicatrizar heridas, frenar el crecimiento de glaucoma, aliviar infecciones en los ojos, quemaduras y como mascarilla para la piel.


En Miel Nativa Kaban trabajamos de la mano de los productores, los acompañamos en el manejo sustentable de las abejas y los hacemos parte de una cadena de valor justa y responsable. Impulsamos la apropiación del conocimiento que se traduce en acciones para la preservación de las abejas nativas y la diversificación de la oferta de productos que generan ingresos a partir de la miel, no solo como insumo sino como detonador desarrollo económico y sociocultural.


#AprendeContribuyeHonra


Pero ¿qué es la miel?


La miel es la sustancia producida por las abejas a partir del néctar y polen que recolectan de las plantas y que transforman con las enzimas de su saliva. La miel es una compleja mezcla de carbohidratos en la que los azúcares y el agua representan los componentes químicos principales (> 95%). Durante el proceso de elaboración, las abejas añaden enzimas que son en gran parte las responsables de las propiedades de la miel. Cada especie de abeja aporta enzimas diferentes lo que resultan en una gran diversidad de mieles.


Usos y propiedades


La miel contiene numerosos elementos que actúan directamente sobre la armonía de nuestro equilibrio biológico. Contiene todas las vitaminas que los bromatólogos consideran necesarias para la salud, A, C, D y E. También las del grupo B, tiamina, niacina, riboflavina, ácido pantoténico, piridoxina y biotina, además de ácido ascórbico.


El creciente interés por la miel producida por las abejas sin aguijón procede principalmente de su composición, la cual ha sido asociada con propiedades antisépticas, antimicrobianas, anticancerígenas, anti-inflamatorias y regenerativas, proporcionando así defensas para las funciones celulares.

La propiedad antibacteriana se debe a su alta concentración de azúcares y ácidos orgánicos, tales como las inhibinas, que generan un ambiente hostil que impide a las bacterias desarrollarse.


La miel muestra un efecto anti-bacteriano en heridas susceptibles a infecciones o infectadas, actividad anti-oxidante que reduce la alta concentración de radicales libres y especies reactivas de oxígeno (ROS) producidas en la etapa inflamatoria, actividad anti-inflamatoria, anti-edematosa y exudativa.


Estas propiedades reducen rápidamente el dolor, edema y exudado de las heridas, desbridamiento del tejido necrótico estimulando la formación de tejido de granulación sano, estimulan la contracción de la herida favoreciendo el cierre de la misma y muestra propiedades cicatrizantes que reducen al mínimo su apariencia.


Las propiedades antimicrobianas de la miel se asocian al contenido de poli fenoles. Los más importantes son los flavonoides que forman una familia de compuestos muy amplia, dentro de los cuales podemos mencionar: quercetina, luteolina, acacetina, apigenina, canferol, etc.


La miel de abeja sin aguijón es ampliamente utilizada en las prácticas de la medicina tradicional en México y otros países como Guatemala, Colombia y Costa Rica desde tiempos ancestrales. Su aprovechamiento comenzó con los Mayas de la Península de Yucatán y se extendió a otros grupos indígenas.


Sus usos incluyen el tratamiento de enfermedades oculares como la conjuntivitis, la carnosidad de los ojos y la catarata; en las de carácter respiratorio (asma bronquial, laringitis, sinusitis y tos); digestivo (úlceras en la boca) y ginecológico (para aliviar dolores posparto, y prevenir hemorragias vaginales y várices); así como para tratar erupciones, llagas y úlceras en la piel; heridas de difícil cicatrización; como en el tratamiento de la inflamación de las hemorroides y problemas urinarios.


Recomendaciones de uso:



  • Consumir una cucharadita de miel Melipona Beecheii todos los días para fortalecer el sistema inmunológico.

  • Aumentar el consumo diario como coadyuvante en el tratamiento de enfermedades de carácter respiratorio.

  • Aplicación en ojos para catarata, glaucoma en infecciones en los ojos, bajo supervisión médica.

  • Aplicación cutánea directa como antibacterial y para la cicatrización de heridas.

  • Aplicación como mascarilla y regenerador de tejidos.


167 vistas